Redes Sociales en Internet

Contenido:

external image redes_sociales_2.jpg

Introducción.
Concepto.
Historia.
Características de las Redes Sociales.
La primera red socialen internet.
Redes Sociales Más Populares.
Nuevas oportunidades comerciales.
Diferentes tipos de comunidades.
Creación y Gestión de Comunidades en Internet.
Las comunidades virtuales móviles triplicarán el número de sus usuarios en 2011.
Las redes sociales en Internet como comunidades de aprendizaje.
Redes sociales en Latinoamérica.
Importancia de las redes sociales en la educación.
Importancia para la formación del profesorado.
Redes docentes para alumnos.
Aspectos Positivos de las Redes Sociales.
Aspectos Negativos de las Redes Sociales.
Influencia de las redes sociales en niños y adolescentes.
El interés de los niños por las Redes Sociales.
Seguridad para menores en redes sociales.
Estadísticas.
Fuentes.




Introducción



Si hay un fenómeno que ha llamado la atención en Internet en los últimos tiempos, y que ya comienza a dar beneficios económicos a sus creadores, esta es la aparición de las denominadas redes sociales, como por ejemplo Facebook o Tuenti. Las razones para que este tipo de webs triunfen son sencillas: permiten establecer contactos entre personas de diferentes puntos y que tengan unas aficiones o formas de pensar similares.

El número de redes que existen en la actualidad es muy elevado, pero lo realmente interesante es que, debido a la pujanza de estas páginas, han aparecido algunas muy especializadas: relaciones laborales, comentarios sobre películas o actuaciones, cuidados de mascotas... Hay de todo. Por lo tanto, es un buen momento para realizar un pequeño recopilatorio de las más importantes a nivel general, y las que son más interesantes debido a su enfoque.

Los blogs, los portales web educativos, las aulas virtuales, los espacios de intercambio de archivos multimedia (de fotos, videos o presentaciones), entre otros recursos de la web 2.0 están expandiéndose y popularizándose entre la comunidad de profesionales docentes. Una década atrás la mayor parte del profesorado era refractario a las computadoras, la percibían como una máquina ajena y extraña a la actividad educativa y el porcentaje de usuarios de Internet era muy minoritario, aunque diez años atrás, ya existían algunos educadores que poseían su propia página web o utilizaban la mensajería electrónica para la comunicación e intercambio de ficheros, pero eran "rara avis".

Hoy en día, al menos en el contexto de distintos países (Segura, Candioti, y Medina, J., 2007) los docentes se han convertido en un grupo social sensible a la necesidad de utilizar Internet no solo como un instrumento de ocio o de comunicación personal, sino también como una herramienta educativa y de uso profesional. Por esta razón empiezan a darse las condiciones adecuadas para que las redes o comunidades virtuales de docentes empiecen a brotar, a expandirse y crecer en el ciberespacio. Un lustro atrás, prácticamente eran inexistentes. Hoy en día, las redes docentes son ya parte del paisaje de Internet.

En este artículo abordamos la utilidad potencial de este tipo de redes virtuales para la formación continua del profesorado planteada desde la colaboración e intercambio de experiencias y de conocimiento profesional. Asumir este planteamiento significa cambiar radicalmente la visión y perspectiva tradicional de la capacitación y desarrollo profesional de los docentes. Frente a concebir la formación como una acción individual que cada profesor asume en solitario, la autoformación a través de redes sociales significa apostar por un modelo de profesionalidad docente basado en la construcción colaborativa y democrática del conocimiento.

Como señalábamos hace una década “Las redes tecnológicas de comunicación permiten hoy intercambiar información, debatir, planificar, tomar decisiones de manera mancomunada, pasar a la acción, coordinar esfuerzos, ilusiones, perspectivas e y resultados. Nos permite acceder a un nuevo concepto de aldea global y de la base organizativa sobre la que se sustancia. ... Este concepto es a todas luces una expresión política que encierra, lógicamente, un imaginario de creencias, supuestos e ilusiones de la sociedad en la que queremos vivir. La construcción de la conciencia colectiva de los docentes es un recorrido que difícilmente puede abordarse desde la soledad de las aulas. Precisa de la experiencia compartida, del intercambio y apoyo entre unos docentes y otros. Reclamar que la formación del profesorado debe ser un proceso colaborativo, una trayectoria socializada todavía sigue siendo una reivindicación necesaria en estos tiempos de feroz individualismo” (Yanes y Área, 1998).

external image 48_up.png




Concepto




Según la Gestión en Organizaciones del Tercer Sector en la Universidad Di Tella de Buenos Aires, Argentina, en noviembre de 2001:

“Las Redes son formas de interacción social, definida como un intercambio dinámico entre personas, grupos e instituciones en contextos de complejidad. Un sistema abierto y en construcción permanente que involucra a conjuntos que se identifican en las mismas necesidades y problemáticas y que se organizan para potenciar sus recursos.

external image 48_up.png




Características de las Redes Sociales



  • Es un área de participación ciudadana
  • Medio de comunicación cada vez más utilizado en detrimento del correo electrónico.
  • Comunidad o punto de encuentro en que los usuarios construyen, comparten y desarrollan conocimiento.
  • Suscripciones a eventos, noticias y boletines.

external image 48_up.png




Historia




Breve historia de las redes sociales

Si bien para muchos las redes sociales pueden llegar a ser un servicio moderno con escasa trayectoria en la web, debido a que la mayor explosión por el furor de las mismas surgió en los últimos años logrando una verdadera masificación en su uso, lo cierto es que su origen se remonta a más de una década.

Después de todos estos años, las redes de interacción social se han convertido en uno de los elementos de Internet más difundidos, ya que como hemos mencionado en otro artículo perteneciente a este apartado, ofrecen a sus usuarios un lugar común para desarrollar comunicaciones constantes.

Esto es posible gracias a que los usuarios no sólo pueden utilizar el servicio a través de su computadora personal, sino que además en los últimos tiempos se puede participar en este tipo de comunidades a través de una gran variedad de dispositivos móviles, tales como teléfonos celulares o computadoras portátiles, algo que está marcando la nueva tendencia en comunicación.


El origen de las redes sociales se enmarca en esa historia más amplia de Internet.

La así llamada Guerra Fría, entre el bloque comunista liderado por la Unión Soviética y el bloque capitalista con Estados Unidos a la cabeza, supuso una carrera ascendente en orden a demostrar la superioridad tecnológica y militar de uno de los dos países. En 1957 la Unión Soviética lanzó con éxito el primer satélite artificial, el Sputnik, colocándose en aparente ventaja frente al adversario.

Como respuesta, el entonces presidente de los Estados Unidos, Dwight Eisenhower, ordenó la creación del ARPA (Advanced Research Projects Agency). Se trataba de un proyecto que desarrollaría la creación de una red de comunicación entre ordenadores. La particularidad de la iniciativa radicaba en la descentralización del sistema, pues estaba compuesto por varios ordenadores distantes geográficamente el uno del otro. Esta característica le confería el carácter de “indestructible” pues todos tenían el mismo nivel de importancia: podía llegar a faltar uno sin que quedara impedida la mutua comunicación entre los restantes. Para 1973 se establecieron conexiones entre ordenadores de Estados Unidos, Gran Bretaña y Noruega.

El paso al sector civil sucedió en 1983 cuando el Departamento de Defensa de los Estados Unidos separó el ámbito civil del militar de su red de ordenadores. En 1989 un científico británico del Laboratorio Europeo de Física de Partículas, Tim Berners-Lee, inventó la world wide web (www: la red que engloba al mundo) combinando el hipertexto y el protocolo de comunicaciones de Internet. Este importante acontecimiento propició un método eficaz y ágil al momento de intercambiar datos entre científicos.

Tras visitar el Laboratorio Europeo de Física de Partículas y entrevistarse con Berners-Lee, el 12 de diciembre de 1991, Paul Kunz, un físico de la universidad de Stanford, en California, creó el primer sitio web de la historia. El contenido era muy sobrio: apenas tres líneas de texto, un enlace a un correo electrónico y otro a una base de datos científica. Pero Kunz fue más allá al desarrollar un esbozo de navegador y ponerlo al alcance de los que tenían acceso a la red, de modo que otros investigadores pudieran seguir desarrollándolo.

Desde 1983 las primeras en beneficiarse de la red de comunicación entre ordenadores fueron las universidades. Para 1995, año en que la difusión de Internet comenzó a mundializarse gracias, en buena medida, a su potencial económico, a la agilidad y bajo costo de la transmisión de informaciones y comunicación humana, grandes cadenas comerciales, de prensa o de servicios; organizaciones religiosas y filantrópicas; sociedades científicas, humanitarias, e incluso personas individuales, migraron a este gran vehículo de comunicación, para darse a conocer.

Los orígenes históricos de las redes sociales se remontan a 1994-1995 cuando algunos sitios de Internet fueron añadiendo, con las capacidades técnicas de entonces y en ámbitos más bien restringidos, la oportunidad de agregar comentarios en foros, mensajería instantánea y, eventualmente, listas de amigos.

En 1997, SixDegrees?.com fue la primera red social. Permitía no sólo crear perfiles sino también listas de amigos y, al año siguiente, también navegar por las listas de los amigos.

De 1997 a 2001, la evolución tecnológica facilitó nuevas herramientas que permitieron que webs como la del LiveJournal? o la sueca LunaStorm? estuviesen a la vanguardia e hiciesen sentir involucrados a sus usuarios. El batacazo final lo dio Ryze.com cuando en 2001 impulsó las redes empresariales en Internet. Un año más tarde nacía Friendster, un portal para concertar citas on line que gozó de un éxito que también fue su ruina (las dificultades técnicas no pudieron hacer frente a la alta demanda de servicios).

Aprovechando la agonía de Friendster, Tom Anderson echó a andar en 2003 un proyecto al que apenas si se le dio cobertura en sus inicios. Lo tituló MySpace?. Meses más tarde, en 2004, Mark Zuckerber lanzaría el proyecto Facebook.

El fenómeno Facebook dio pie al desarrollo, consolidación, masificación y proliferación de numerosas redes sociales en los meses y años subsiguientes: Orkut se convirtió en la primera en Brasil y en un proyecto exitoso en la India; Mixi se expandió por todo Japón; LunaStorm? consolidó su primacía en Escandinavia; Holanda abrazó Hyves y Gronó se hizo con Polonia;Hi5 conoció el éxito en Latinoamérica y algunos países europeos; Bebo amplió su poder en Gran Bretaña, Nueva Zelanda y Australia; QQ se masificó en China y, más recientemente,Tuenti conquistó España. Actualmente, casi todas las operadoras de telefonía móvil permiten conectarse a redes sociales, por no hablar de los últimos modelos de cámaras digitales de imágenes y video, de los registradores digitales de sonido, etc.

Todo este breve repaso histórico por los momentos y nombres que han hecho evolucionar la técnica que facilitó el rápido desarrollo de las redes sociales, y de Internet en general, da pie a una consideración más de fondo: la necesidad a la que han respondido estas plataformas.

La popularidad de las redes sociales “responde al deseo fundamental de las personas de entrar en relación unas con otras. Es un anhelo de comunicación y amistad que tiene su raíz en nuestra propia naturaleza humana y no puede comprenderse adecuadamente sólo como una respuesta a las innovaciones tecnológicas. En este sentido, el deseo de contactar y el instinto de comunicación son, en definitiva, modernas manifestaciones de esa tendencia intrínseca de todos los seres humanos a ir más allá de sí mismos.

external image 48_up.png





La primera red social en internet



Se estima que el origen de las redes interactivas se remontan al año 1995. Tengamos en cuenta que fue en esa época cuando Internet había logrado convertirse en una herramienta prácticamente masificada.

Randy Conrads fue el verdadero pionero del servicio, mediante la creación del sitio web que llevaba por nombre "Classmates", y el cual consistía en una red social que brindaba la posibilidad de que las personas de todo el mundo pudieran recuperar o continuar manteniendo contacto con sus antiguos amigos, ya sea compañeros de colegio, de la universidad, de distintos ámbitos laborales y demás, en medio de un mundo totalmente globalizado.

Obviamente, esto fue posible gracias a la llegada de la denominada Web 2.0, que en definitiva se trata de un sistema que posee una clara orientación social.

Con el correr de los años, este tipo de servicio se convirtió en uno de los negocios más rentables de Internet, por lo que en la primera parte de la década del 2000 comenzaron a aparecer una gran variedad de sitios web dedicados a brindar la posibilidad de una comunicación dentro de lo que se llamó las redes sociales, que en aquella época eran conocidas como Círculos de Amigos.

Con la incorporación de este nuevo concepto fue posible definir en un marco real las distintas relaciones que se establecían entre los diferentes participantes que consumían los servicios de las comunidades virtuales.

La mayor explosión de las redes sociales no tardó en llegar, ya que en el año 2003 vieron la luz algunos de los sitios más populares que lograron hacer crecer exponencialmente el uso del servicio, comunidades tales como MySpace?, Friendster, Tribe y Xing, entre otras.

Fueron precisamente estos sitios los pioneros en lograr que las redes de interacción o círculos de amigos comenzaran a socializarse, con lo que captaron la atención de miles de millones de usuarios de todo el planeta.

Internet se está transformando en una forma de vida. Decenas de millones de usuarios de internet son miembros de una o más redes sociales. El objetivo de una red social es conectar personas y brindarles un medio para comunicarse. Las redes sociales en internet son sitios web que facilitan la interacción entre sus miembros, los cuales pueden estar en cualquier lugar del mundo.


external image 48_up.png




Redes Sociales Más Populares



Las Redes sociales en la red han ganado un alto índice de popularidad tanto asi que para el 2011 estas vienen siendo las diez redes más populares

Youtube-128.png
Youtube, se abre paso al primer lugar entre todas las redes sociales, pues bien, así sea de incognito, muchos no consideran a Youtu como una red social, pero así es, youtu es una, y debido a todos los usuarios que tiene youtube es la de más uso para estas fechas.


facebook.png
Facebook, llega a la segunda poición pisándole los talones a youtube, pues bien la red social más usada en consideración de la misma es una de las más completas de todas.

imagen_twitter.png
Twitter, es otra polémica si es red social o no, en lo personal yo digo no, pero en si tiene las facultades de una red social, es la de mayor crecimiento es por esto que llega a la tercera posición.


yahoo-respuestas-logo.gif

Yahoo Respuestas, pues el servicio de Answers de yahoo es el cuarto más usado, sin duda por todo el mundo, desde estudiantes hasta desocupados buscando que hacer en internet, esto sí que nadie lo sabía.

logo-de-hi5.thumbnail.jpg
HI5, principalmente gestionada en Europa es una de las cuales mas visitas posee, pues bien siendo así la red social va en decadencia, pero sigue en el top.


myspace-logo1.png
My Space, es una red social, mas fundamentada para los músicos, djs, creativos etc., no es para todo el mundo, sencillamente por eso está en el numero 6.


un-ano-en-meneame-analisis-de-amigo-ponte-en-lo-peor.jpg
Meneame, es popular entre webmaster, debido a que te permite enviar informaciones y demás cosas, para que otros las lean y las intercambien.


metroflog-logo.jpg

Metroflog, esta polémica red social es muy utilizada sobre todo en América, alrededor de todo el continente esta red tiene un gran auge total.


badoo.jpg
Badoo, es otra red social muy grande, solo que sus estándares no se comparan a los de Facebook o youtube.

orkut-logo.jpg
Orkut, mas que todo para universitarios e hispanos es de gran crecimiento, y va para arriba cada vez más por eso cierra el ranking.






















external image 48_up.png





Nuevas oportunidades comerciales


El hecho de que se esté produciendo un rápido aumento de las comunidades sociales móviles proporciona oportunidades para empresas candidatas a competir con compañías ya establecidas en este campo, como SMS.ac, AirG y Jumbuck, que suministran la tecnología y el marketing subyacente a las comunidades móviles líderes.

Estas oportunidades darán beneficios económicos en función de varias categorías. En primer lugar, las empresas operadoras de móviles se beneficiarían del uso y movimiento de datos en todas las comunidades que ellas generen y gestionen, incluso estableciendo suscripciones con una cuota mensual.

Por otro lado, las compañías pueden patrocinar comunidades de especial interés, relacionadas directamente con sus marcas o servicios. Por ejemplo, MTV Asia patrocina un foro de música para usuarios asiáticos, en el que sus miembros comparten gustos y aficiones por la música.

Estas comunidades tienden a auto-definirse de forma natural lo que significa que la publicidad puede dirigirse a nichos de mercado específicos, asegurando así su eficiencia. Muchas comunidades móviles ofrecen por otro lado mercancía “descargable”, que puede “bajarse” de la Red (tonos para el teléfono o imágenes, por ejemplo).

Las comunidades sociales móviles se expandirían aún más si más operadores las patrocinan. Sin embargo, como sugiere Wheelock, de momento en Estados Unidos esto no ha sido considerado por las operadoras, y cuando uno se compra un teléfono, no tiene la opción directa de integrarse en una comunidad social online, sino que debe buscar otro proveedor que le suministre la conexión. Según Wheelock, esta situación también cambiará rápidamente.


external image 48_up.png







Diferentes tipos de comunidades


El análisis de ABI Research, titulado Mobile Social Communities, describe los diferentes tipos de comunidades sociales móviles, las compañías que las promocionan, y presenta detallados pronósticos regionales sobre su aumento. Asimismo, incluye datos de mercado, bases de datos online, etc.

Pone asimismo de relieve la rapidez del crecimiento de este tipo de vehículo de relaciones humanas, que no ha parado de crecer desde hace tan sólo unos años. El acceso a Internet con banda ancha en los hogares desde muchos lugares del mundo y las conexiones en Red a través de los teléfonos móviles han propiciado este despegue.

Los especialistas aseguran que operadoras y páginas web deberán incluir como obligatorio el servicio de relación social a través de sus dispositivos. El caso de la página MySpace? no deja lugar a dudas. Se trata de la mayor red social del mundo, y cuenta ya con 80 millones de miembros. Ahora, además, ha llegado a un acuerdo con la compañía de telefonía móvil Cingular con el fin de que sus usuarios puedan acceder a sus perfiles MySpace? desde cualquier sistema móvil.

Y aunque las relaciones sociales a través de Internet sean siempre más ricas y ofrezcan más posibilidades que a través del móvil, los servicios de la telefonía móvil en esta dirección deberán ir creciendo para cubrir las demandas de las comunidades móviles, que también los usan para formar sus círculos sociales.

El caso es que ambos medios suelen ser compatibles: se puede construir una red social vía Internet, que después se extiende al entorno de la telefonía móvil. Así, las tradicionales redes sociales aumentan y se transforman en variopintas. El futuro, por tanto, se presenta como una comunidad realmente global gracias a las comunicaciones, y que además promete ser extremadamente beneficiosa a nivel comercial.


external image 48_up.png






Creación y Gestión de Comunidades en Internet


En el nuevo entorno competitivo, la creación y gestión de comunidades en Internet se ha convertido en una disciplina vital. La nueva generación M o generación Multimedia se relaciona con su entorno personal, profesional y empresarial a través de estas comunidades (sean redes sociales, blogs u otro tipo de fotos), que atesoran millones de usuarios. Los nuevos consumidores están modificando la manera de comunicarse y relacionarse de las empresas con su entorno: todo es más directo, sin intermediarios y sobre todo bidireccional. La empresa tiene que aprender a comunicarse de tú a tú con sus clientes y, además, saber qué dicen de ella en estas comunidades. Para esta tarea surge una figura en los últimos años: el Community Manager.

El Community Manager debe relacionarse con clientes externos e internos, así como con los principales stakeholders, y saber lo que se dice de la empresa en los nuevos medios, además de ser capaz de entender cómo crear valor para la organización desde su posición. En palabras del Dr. de Haro: "El Community Manager es el Product Manager del siglo XXI". En la actualidad, el puesto de Community Manager es un objeto de deseo para cualquier empresa. Esta gran demanda se está encontrando con una carencia importante de profesionales cualificados y preparados para asumir este rol. Hoy día, tener un Community Manager es vital en cualquier organización.


external image 48_up.png







Las comunidades virtuales móviles triplicarán el número de sus usuarios en 2011


Ya se equiparan con las creadas a través de Internet, abriendo nuevas oportunidades a las operadoras

Las relaciones sociales evolucionan rápidamente hacia las redes móviles, constituidas por grupos de personas aunadas por gustos y aficiones comunes que se comunican a través del móvil. Este sistema de relaciones triplicará su número de miembros de aquí a 2011, alcanzando los 174 millones de usuarios. Según ABI Research, a través del teléfono móvil y de otros dispositivos portátiles sin cable, ya se generan y mantienen tantas comunidades sociales como a través de los ordenadores, lo que abre nuevas oportunidades de mercado para las operadoras de telefonía móvil siempre que vinculen la venta de teléfonos a la participación de una comunidad social on line. Por Vanessa Marsh.

external image 533654-651905.jpg



Las redes sociales se están convirtiendo en redes móviles que aumentarán de manera espectacular en los próximos cinco años, triplicando la cifra actual: de 50 millones pasarán a 174 millones de usuarios en 2011, informa la compañía ABI Research en un comunicado.

El aumento de las conexiones a Internet con banda ancha en los hogares, así como las conexiones a la Red a través de la telefonía móvil (que han permitido acceder a Internet a usuarios sin acceso a un PC), están produciendo un despegue sin precedentes en la cantidad de personas que usan estos servicios.

Con anterioridad, las redes sociales tradicionales consistían en las relaciones que manteníamos con las personas de nuestro entorno. En la actualidad, las redes sociales comienzan a establecerse no sólo a través de Internet, sino también de los teléfonos móviles.

Y se extienden con mucha rapidez: sitios como MySpace?, Youtube o Facebook, que conectan a unos usuarios con otros a través de la Red para compartir contenidos o directamente relacionarse, han creado un nuevo paradigma en las relaciones personales.

Pero no sólo es Internet. Según el vicepresidente de investigaciones de ABI Research, Clint Wheelock, a través del teléfono móvil y de otros dispositivos portátiles sin cable, ya se generan y mantienen tantas comunidades sociales como a través de los ordenadores. Estas redes sociales móviles están extendiendo la interacción social móvil a millones de personas que no tienen acceso a ordenadores, pero sí a otros dispositivos.



external image 48_up.png






Las redes sociales en Internet como comunidades de aprendizaje


Internet es ya un medio de comunicación de masas al que se conectan, en numerosos países, la mitad de la población1. Por ello cada vez más de forma creciente empiezan a florecer y expandirse numerosos tipos de redes sociales o comunidades virtuales para múltiples fines: para recibir de forma continuada noticias sobre una temática concreta, para participar en subastas o acciones de compra y venta, para inscribirse en un curso y recibir formación a distancia, para realizar contactos amorosos y/o sexuales, para jugar con videojuegos en formato de red, para desarrollar actividades de colaboración profesional, para ser miembro de una comunidad de amigos que chatean habitualmente, para participar en juegos de rol, para compartir aficiones diversas (música, deporte, filatelia, …).

El fenómeno de las redes sociales o comunidades virtuales está creciendo en estos dos o tres últimos años de forma paralela al desarrollo de servicios y herramientas de la denominada Web 2.0. En líneas generales se pueden identificar tres grandes tipos de redes, aunque el límite que diferencia a unas de otras es a veces difuso. En este sentido podemos hablar de:
Redes de propósito general o de masas o mega comunidades (por ejemplo, Facebook, MySpace??, Twitter)
Redes abiertas para compartir archivos sean en formato videoclip, presentación, fotografías, ... (por ejemplo, YouTube??, SlideShare??, Snips, Flirck, ...)
Redes temáticas o microcomunidades con un interés específico (por ejemplo, Ning, Elgg, GROU.PS, Google Groups,…)

Este último tipo de comunidades o redes temáticas no se dirigen al público en general, sino a grupos o poblaciones pequeñas de potenciales usuarios vinculados por una afinidad temática: la música, el deporte, los automóviles, el sexo, la religión, la literatura, etc. En este tipo de redes lo valioso, interesante y útil no es la "cantidad" de personas unidas a dicha red, sino la "calidad" de la participación y comunicación entre los miembros de la comunidad virtual. Es decir, quienes integran una red pequeña deben estar aportando información, experiencias, comentarios, archivos, que sean percibidas como interesantes por el resto de la comunidad. Si la participación o comunicación social no funciona, la red se vuelve inoperante y poco a poco desaparecerá por inanición. García Manzano (2007) señala que “La filosofía de las redes sociales se basa en el principio de comunidad abierta y no jerarquizada, que vincula a los usuarios mediante un tema o actividad común y una plataforma web (software social) que permite a los usuarios operar de manera sencilla e intuitiva en lo que se conoce como ‘ámbito de las 3Cs’: contenido, construcción y colaboración”.

Las razones o argumentos que justifican la necesidad de utilizar los espacios virtuales para el trabajo colaborativo entre las comunidades de profesionales, como es el caso de los docentes, son variados, pero pudieran sintetizarse básicamente en dos:

a) El uso de los recursos que proporciona Internet (correo electrónico, foros, Messenger, aulas virtuales, intercambio de ficheros) permiten extender más allá de la presencial encuentro físico la comunicación entre cada uno de los sujetos superando las limitaciones espaciales y temporales. Es decir, una red o espacio virtual de trabajo hace posible que cualquier sujeto, en nuestro caso docente, pueda conocer y estar en contacto y comunicación permanente con otros profesores independientemente del lugar en el que se encuentre. Los recursos de Internet permiten, en este sentido, superar las limitaciones que impone el espacio físico y el tiempo. Por ejemplo, el hecho de que compartamos una misma lengua posibilita que las comunidades virtuales docentes estén formadas por profesorado de múltiples países latinoamericanos de un lado y otro del océano Atlántico.

b) El otro argumento está vinculado con el concepto de gestión del conocimiento entendido como “el conjunto de actividades desarrolladas para utilizar, compartir, desarrollar y administrar los conocimientos que posee una organización y los individuos que en esta trabajan, de manera de que estos sean encaminados hacia la mejor consecución de sus objetivos... Este método de trabajo permite que las personas aprendan, tengan criterio y refuercen sus conocimientos. En este sentido podemos sugerir que una buena “gestión del conocimiento” permitirá que los miembros más noveles de una organización aprendan de otros más experimentados. Algo fundamental en los colectivos profesionales como pueden ser los docentes. Por ello es muy importante cómo formalizar, es decir, dar forma y reconstruir la experiencia y convertirla en un documento u otro tipo de objeto digital (sea video, presentación multimedia, mapa conceptual, o texto narrativo). Aquí radica la esencia y valor de los proyectos de innovación: cómo lograr no sólo planificar y poner en práctica un proyecto, sino cómo reconstruir dicha experiencia en un informe que ayude a otros colegas docentes a innovar su propia práctica.

Por todo ello, los espacios virtuales de redes sociales también se denominan comunidades de aprendizaje que hemos de entenderlas como un tipo particular de grupo social o comunidad virtual caracterizada como “grupos de personas (profesionales, estudiantes, gente con intereses comunes, …) que interactúan, a través de la red, de forma continuada para intercambiar información, ideas y experiencias con el objetivo de velar por el desarrollo personal y profesional de los miembros que la componen” (Rubio, 2005, pg. 76). En este sentido Woodcock (citado por DeBenito??, 1999) señala que el trabajo colaborativo a través de la red presenta dos componentes básicos e interrelacionados: el tecnológico y el humano. El componente tecnológico lo conforman: los sistemas de comunicación como el teléfono, el correo electrónico, la videoconferencia, etc.; espacios compartidos donde dos o más personas pueden trabajar sobre un mismo documento simultáneamente (p.e. pizarra compartida); información compartida donde se pueden almacenar, acceder, modificar y manipular información; posibilidad de realizar actividades conjuntas (como lluvia de ideas, votaciones, etc.). El componente humano estaría integrado por: la manera en que las personas organizan su trabajo y se comunican; la gestión de grupos; aspectos relacionados con el diseño del trabajo en grupo; y, la dinámica de grupos, la forma en que la gente colabora. Asimismo es necesario señalar que cada comunidad virtual, en este caso de docentes, puede comunicarse e interrelacionarse mediante distintos tipos de recursos tecnológicos entre los que destacan las listas de distribución, los foros de debate, los chats, el correo electrónico, la transferencia de ficheros, los wikis, los diarios/blogs/bitácoras, y los espacios virtuales colaborativos (por ejemplo BSCW, Moodle).

En definitiva, como señalan Ovelar y Benito (2005): “El interés de las redes sociales radica en que a través de unas pocas reglas se crean sistemas de comunicación significativa que pueden crear o favorecer comunidades de aprendizaje, tanto en un portal web de acceso público como con grupos que trabajan online o presencialmente. De esta forma se facilita la generación de conocimiento, el aprendizaje colaborativo y la toma de decisiones colectiva. La utilización de este tipo de software incluye el trabajo por proyectos dentro de programas educativos formales, el intercambio de ideas entre comunidades abiertas de profesionales o el desarrollo de sistemas de gestión de conocimiento en el terreno corporativo”.

external image 48_up.png






Redes sociales en Latinoamérica


América Latina es probablemente una de las regiones más sociables del planeta. Sus costumbres, su cultura, la gente y la forma en que nos desenvolvemos en este lado del mundo es diferente a lo que se acostumbra en otros lugares, y eso se refleja también en la manera como usamos la tecnología e internet.

Con esta forma de ser que tenemos, no es de extrañar que las redes sociales fueran un éxito en la región, que actualmente tiene el mayor porcentaje de uso en el mundo, alcanzando un 95%, de acuerdo al último estudio de InSite?? Consulting.

La tendencia ha ido aumentando siguiendo el crecimiento del acceso a internet que hemos ido teniendo en nuestros países, y los más jóvenes son los que han estado a la cabeza de cada una de las revoluciones.

Las redes sociales comenzaron muy a principios de la década con Friendster en 2002 y MySpace?? en 2003, aunque el fenómeno encendería en América Latina de la mano de Fotolog, que desató a toda una generación de jóvenes a subir sus imágenes a internet.

En el caso de Venezuela:

  • Las redes sociales han experimentado un fugaz crecimiento en Venezuela durante los últimos años, contribuyendo a que la fuerte polarización que vive el país en torno al proyecto socialista que lidera el presidente Hugo Chávez también se esté propagando con fuerza a Internet.

  • Venezuela se está destacando como uno de los países latinoamericanos con más presencia y uso de redes sociales.

  • Cálculos indican que existen unas 500.000 cuentas de Twitter en Venezuela, aunque sólo unas 200.000 estarían activas. Los 4.000 twitteros más activos en el país mandan en total entre 30.000 y 40.000 tweets diarios.

  • En los primeros meses de este año, Twitter experimentó un extraordinario crecimiento después de que Chávez pidiera a sus seguidores utilizar la plataforma de microblogging para contrarrestar a sus opositores en la red. En el 2009, los usuarios de Twitter aumentaron más de un 1.000 por ciento.

  • Un 60 por ciento de los venezolanos que se conectan a internet tiene cuenta en Facebook -unos 5,3 millones-, lo que ubica al país caribeño entre los mayores usuarios de esta red social en la región junto con Costa Rica y Colombia.

  • En el 2008, las cuentas Facebook subieron un 1.200 por ciento en Venezuela, mientras que en el 2009 crecieron un 100 por ciento.


external image 48_up.png





Importancia de las redes sociales en la educación


  1. Creación de páginas donde se fomente el desarrollo colectivo de un tema en específico donde intervengan diferentes personas, como diferentes opiniones y anécdotas sobra la temática de la página.
  2. Mantener informados a todos sus integrantes a través de actualizaciones de estado de la página.
  3. Instalar aplicaciones que permitan la enseñanza de un tema en específico como lo son las diapositivas.
  4. Instalar aplicaciones para la integración de Blogs a través de los canales RSS que se considere acorde con la temática de sus integrantes.
  5. Utilizar el potencial de los foros como canales de discusión y soporte para sus integrantes.
  6. Utilizar el potencial de las notas para discutir y compartir conceptos específicos y de esta manera poder conocer las diferentes opiniones de sus integrantes.
  7. Permite centralizar en un único sitio todas las actividades docentes, profesores y alumnos de un centro educativo.
  8. Aumento del sentimiento de comunidad educativa para alumnos y profesores debido al efecto de cercanía que producen las redes sociales.
  9. Mejora del ambiente de trabajo al permitir al alumno crear sus propios objetos de interés, así como los propios del trabajo que requiere la educación.
  10. Aumento en la fluidez y sencillez de la comunicación entre profesores y alumnos.
  11. Incremento de la eficacia del uso práctico de las TIC, al actuar la red como un medio de aglutinación de personas, recursos y actividades. Sobre todo cuando se utilizan las TIC de forma generalizada y masiva en el centro educativo.
  12. Facilita la coordinación y trabajo de diversos grupos de aprendizaje (clase, asignatura, grupo de alumnos de una asignatura, etc.) mediante la creación de los grupos apropiados.
  13. Aprendizaje del comportamiento social básico por parte de los alumnos: qué puedo decir, qué puedo hacer, hasta dónde puedo llegar, etc.


external image 48_up.png






Importancia para la formación del profesorado


Es uno de los usos a los que muchos han llegado prácticamente sin darse cuenta. No hay mejor forma de estar al día y aprender que estar integrado en alguno de los numerosos grupos que podemos encontrar en la Red.

Por ejemplo Twitter proporciona un acceso más rápido, directo y personal hacia aquellos que nos interesan (personas con nuestros intereses, inquietudes y que trabajan en lo mismo que nosotros). Facebook y otras redes sociales nos brindan la oportunidad de pertenecer a grupos estables donde la colaboración y el compartir lo que uno sabe es la base de su funcionamiento.

En Twitter podemos acudir a la lista de docentes en Twitter para encontrar personas que estén relacionadas con uno mismo. Esta lista está encuadrada en el proyecto Wiki EduTwitter que, además, publica diariamente los enlaces más valorados por los docentes en el Nuevo Diario EduTwitter.


external image 48_up.png




Redes docentes para alumnos


Las redes sociales creadas específicamente para los alumnos con función docente es una de las actividades más interesantes que podemos realizar con ellas. Una red social creada específicamente para los alumnos nos permitirá aprovechar toda su potencia comunicadora con los indudables beneficios que nos puede aportar en el proceso educativo. Se citan a continuación algunas de ellas:

  • Acercamiento profesor/alumno
  • Incremento de la comunicación
  • Aumento del sentimiento de comunidad educativa
  • Facilita el aprendizaje (espacio común)
  • Incrementa la eficacia en el uso TIC
  • Facilita la coordinación del trabajo
  • Se incrementa el aprendizaje informal
  • Fomenta y democratiza las relaciones

Es de vital importancia saber qué tipo de red vamos a utilizar y las precauciones que debemos tener en cuenta desde el momento en el que trabajamos con menores de edad. Pueden ampliarse estos puntos con la lectura del artículo: Aspectos a tener en cuenta a la hora de crear una red social educativa.

Sobre el uso de Facebook mi recomendación personal sería utilizarlo con mucha precaución con los alumnos y no antes de 4º de la ESO. En cualquier caso obligar a un alumno a obtener una cuenta en Facebook no se debería hacer ya que podemos tener problemas con los padres. Aunque no les obliguemos directamente se puede hacer de forma indirecta ya que si escribimos mensajes relacionados con la asignatura desde un grupo o nuestro perfil les estamos obligando a registrarse en el servicio para no quedarse atrás.


external image 48_up.png





Aspectos Positivos de las Redes Sociales


Está claro que las redes sociales brindan oportunidades para hacer el bien. De hecho, el mismo Papa delineó algunos beneficios positivos en el mencionado mensaje, al saber:

  • Facilitan la comunicación y la comprensión entre las personas.
  • Permiten encontrar nuevas amistades.
  • crear comunidades y redes.
  • buscar información y noticias.
  • Las familias pueden estar en contacto con mayor facilidad.
  • Los investigadores y estudiantes tienen un mejor acceso a las fuentes del conocimiento.
  • Se favorece el aprendizaje y se contribuye al desarrollo social.


Detengamos en algunos puntos característicos, más o menos generales, en que podemos sintetizar esos y otros beneficios:

  • Intercomunicación ágil, eficaz y además gratuita
  • Poder estar comunicado y además de un modo inmediato, efectivo y gratuito
  • No es sólo un valor añadido sino el sello de garantía definitivo para un éxito que de hecho estamos comprobando.
  • Mayor difusión de ideas y debate.


Ahora los ciudadanos tienen a su alcance la oportunidad de asumir una participación activa generando contenidos e ideas y no sólo recibiéndolas; ahora el ciudadano puede entrar en un fructífero debate para enriquecer y dejarse enriquecer, para expresar discrepancias y para sumarse a iniciativas.

Benedicto XVI decía en el mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2009 que “el concepto de amistad ha tenido un nuevo auge en el vocabulario de las redes sociales digitales que han surgido en los últimos años”.

Esta realidad significa prolongar el encuentro de amistad real, poder recuperar amistades de la infancia y también entablar, efectivamente, nuevas relaciones. Incluso a pesar de las distancias. Aceptar un nuevo “amigo” en una red social implica estar dispuesto a compartir con él la propia vida, lo que a su vez hace posible un mutuo conocimiento. No son pocos los casos de hombres y mujeres introvertidos que en las redes sociales han hallado un medio para salir de su ensimismamiento y poder relacionarse así con otros seres humanos a partir de múltiples afinidades.

En estas líneas, cada vez que un usuario “carga” nuevas fotografías, música, videos, etc., lo hace para que otras personas puedan verlo o leerlo y de esa manera, poder mantenerlos al tanto de la propia vida y a su vez, estar al tanto de la vida de los otros: de lo que hacen, les gusta y piensan. En redes sociales como Facebook, la capacidad de relacionar a las personas ha resultado su clave de éxito.

En una entrevista, la profesora Sor María Antonia Chinello, enseñante en la Universidad Auxilium, en Roma, declaraba: “Está probado que en la red es un poco más fácil compartir dificultades, esperanzas, temores, hablar de temas de los cuales quizá daría pena cara a cara, porque se temen las reacciones inmediatas en el otro”.

Desde el punto de vista educativo, una social network tiene mucho que ofrecer a la generación digital. Si los niños, adolescentes y jóvenes de ahora aprenden con cuñas sonoras de pocos segundos, si su atención es breve, piensan más con imágenes que con palabras y son más dados a procesar datos electrónicos, por qué no aprovechar este nuevo medio para el aprendizaje. En esta línea, las redes sociales también regalan la ocasión para conocer, valorar y aprender lo bueno que hay en otras culturas abriendo caminos para el diálogo entre personas de diferentes países y religiones: “El nuevo espacio digital, llamado ciberespacio, permite encontrarse y conocer los valores y tradiciones de otros. Sin embargo, para que esos encuentros den frutos, se requieren formas honestas y correctas de expresión, además de una escucha atenta y respetuosa. El diálogo debe estar basado en una búsqueda sincera y recíproca de la verdad, para potenciar el desarrollo en la comprensión y en la tolerancia.

Conscientes del potencial educativo de las redes sociales, hay quienes han lanzado propuestas que buscan exprimir mejor esta posibilidad. Es el caso de Imbee.com, dirigido a chicos y chicas de entre 8 y 15 años que cuenta, incluso, con áreas para profesores.

Las redes sociales dan a los enseñantes una oportunidad para continuar el contacto con los alumnos, para dialogar con ellos incluso fuera del encuentro académico propio de las instituciones escolares.

external image 48_up.png






Aspectos Negativos de las Redes Sociales


Un artículo publicado por el diario argentino La Nación hacía eco de un estudio de la marca Telefónica titulado “Generaciones interactivas en Iberoamérica. Niños y adolescentes ante las pantallas”, en colaboración con la universidad de Navarra. El estudio analiza los hábitos “digitales” en siete países latinoamericanos (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela). Según ese informe, el 95% de los chicos entre 10 y 18 años usa Internet –uno de los modernos medios de comunicación– de modo habitual, mientras que el 83% usa teléfono móvil y el 67% utiliza videojuegos.

La pregunta que viene casi como corolario es: ¿y qué hacen en Internet? “Sus preferencias de uso aparecen polarizadas: el 70% lo usa para comunicarse (Messenger, chat, mensajes de texto); el 59% para conocer e informarse; el 43% para compartir fotos y videos; igual cantidad para divertirse, y sólo un 6% para comprar online”, recogía el artículo de La Nación.

Más recientemente, el diario Il Corriere della Sera (cf. 09.09.2009) recogía en un artículo los aspectos de la vida diaria que la webha cambiado en la existencia de tantas personas, según un análisis inicialmente publicado en The Telegraph: desde objetos (álbumes fotográficos, directorios telefónicos, cartas, etc.), pasando por hábitos (ir a la tienda de discos, de compras, etc.), la manera de informarnos (reflejada en la cada vez más baja venta de periódicos impresos), hasta la privacidad (las redes sociales disponen hoy día de información sobre miles de ciudadanos proporcionada por ellos mismos).

Quien los usa más interactúa menos con la pareja, los hijos y los amigos. Quien la usa más tiene mayor riesgo de caer en comportamientos agresivos y desarrollo cognitivo pobre. Problemas de salud relacionados con los hábitos alimenticios de quien está expuesto a la publicidad de alimentos que circulan por los medios de comunicación.

Un estudio de Optenet refiere que el 35% de las páginas web existentes, al menos hasta diciembre de 2008, son pornográficas. Un artículo publicado en la versión digital de Diario Uno, Argentina, reportaba 95,6 millones de páginas webdedicadas a la pornografía.

Hasta antes de Internet la pornografía tenía más difícil la entrada a los hogares. Además costaba. Ahora basta una conexión a la red. En el caso concreto de algunas redes sociales, las facilidades técnicas para formar grupos han llevado a no pocas personas a entrar en algunos específicamente pornográficos. Y sin tener que entrar en portales de ese tipo. Otros caen en manos de grupos que promueven el racismo, la violencia o el terrorismo.

Según un estudio de 2007 de la Universidad de New Hampshire, en Estados Unidos cada mes hay más de 35 millones de visitas a páginas pornográficas.

A inicios de diciembre de 2008, LibertadDigital??.com reportó que la palabra “sexo”, en los buscadores de Yahoo.com, había sido uno de los tres términos más buscados durante ese año.

La facilidad para acceder a portales con esos contenidos supera la mera consideración teórica de cuestiones éticas; al constatar las consecuencias emocionales, psicológicas, físicas y relacionales de quienes caen en las redes de la pornografía, no se puede permanecer indiferente. Esto se acentúa todavía más en el caso concreto del ambiente familiar, y todo lo que ese ambiente supone y representa.

Los delincuentes utilizan pornografía adulta para preparar a sus víctimas.

Para muchos delincuentes hay una progresión desde ver pornografía adulta hasta ver pornografía infantil.

Los hombres actúan con las niñas prostitutas como ven en la pornografía adulta, y los chulos usan pornografía adulta para instruir a las niñas prostitutas.

Los niños imitan con otros niños el comportamiento que ven en la pornografía adulta.

La adicción a la pornografía de adultos destruye matrimonios, y los hijos en los hogares con un solo progenitor corren más riesgo de sufrir explotación sexual”.

Uno de los fenómenos que están impactando negativamente a los jóvenes y, sobre todo, a los adolescentes es el así llamado sexting. El sexting consiste en el envío de imágenes o videos con contenido sexual a través del teléfono móvil o de la publicación de las mismas en perfiles o grupos de redes sociales. El contenido podría ser producido por el protagonista, de forma consentida incluso. El grado de inmoralidad es más penoso cuando el contenido fue robado, obtenido y dado a conocer sin el consentimiento del implicado.

El tema de la “amistad” digital es otra asignatura pendiente. Inicialmente las redes sociales implicaban una amistad basada en relaciones de la vida real, específicamente en un ambiente académico universitario. Sin embargo, con las redes sociales disminuyen las relaciones “cara a cara” y se puede caer en el escollo de sustituirlas con relaciones sólo en ese medio. O lo que es lo mismo: tener muchos “amigos” en Internet y olvidarse de los que están a nuestro lado. Es verdad, usadas como oportunidad para consolidar o recuperar aquellas amistades que por la distancia o el tiempo se habían perdido, no pueden dejar de valorarse.

La “amistad digital” invita a considerar el riesgo grave de que computadoras, celulares y otros dispositivos, aíslen de las relaciones interpersonales apoyadas en encuentros reales e incluso de confundir una simple relación con una amistad auténtica. Además, una vinculación social-digital puede crear un exceso de dependencia de los otros o, sencillamente, hacer pasar la “amistad” por una mercancía. En no pocas ocasiones se reduce la “amistad” a “tener” a otro en la lista del propio perfil.

No sin razón afirma boyd: “el término ‘amigos’ puede inducir a error, porque la relación no significa necesariamente la Amistad en el sentido vernáculo cotidiano, y las razones para que las personas se conecten son diversas. En este mismo sentido, Benedicto aporta una reflexión original y profunda, en el multicitado mensaje para la XLIII Jornada de las Comunicaciones Sociales: “Este concepto es una de las más nobles conquistas de la cultura humana. En nuestras amistades, y a través de ellas, crecemos y nos desarrollamos como seres humanos. Precisamente por eso, siempre se ha considerado la amistad como una de las riquezas más grandes que puede tener el ser humano. Por tanto, se ha de tener cuidado de no banalizar el concepto y la experiencia de la amistad. Sería una pena que nuestro deseo de establecer y desarrollar las amistades on line fuera en deterioro de nuestra disponibilidad para la familia, los vecinos y quienes encontramos en nuestra realidad cotidiana, en el lugar de trabajo, en la escuela, o en el tiempo libre”.

En una entrevista concedida al Sunday Telegraph, el arzobispo católico de Westminster, monseñor Vicent Nichols, advertía sobre los efectos deshumanizantes de Internet en los siguientes términos: “Estamos perdiendo capacidades, habilidades de interacción humana, cómo leer el ánimo de una persona, ver su lenguaje corporal, cómo ser pacientes hasta el momento de precisar algo o ejercer presión”.

Más o menos en la misma línea iba un artículo titulado Cómo Facebook puede arruinar amistades, publicado en The Wall Street Journal, en agosto de 2009. En un testimonio recogido en el artículo se decía: “Estoy cansada de amigos que aseguran que están demasiado ocupados para llamar por teléfono, o incluso para escribir un e-mail aceptable, sin embargo pasan horas en las redes sociales, colgando fotos de sus hijos o de sus fiestas, reenviando adivinanzas estúpidas, colocando dichos extravagantes y absurdos, o utilizando Twitter para comunicar sus últimas andanzas”. Como declaró monseñor Nichols, la comunicación escrita es imperfecta. O en palabras del Wall Street Journal, “se pierden los matices que pueden ser expresados en lenguaje corporal y las inflexiones de voz”.

Hoy por hoy, jóvenes y adolescentes están habituados a decir, escribir y presentarse a través de textos, mensajes, fotos y videos. En la mayoría de las ocasiones no parecen conscientes de que aquello que escriben o cargan en la red. Una vez publicado es visible para todos e incluso se puede perder el control de dónde puede terminar la información.

El tema concreto de la privacidad es uno de los que de una manera más sugestiva plantea no pocas contras en muchos ambientes. Un estudio académico sobre intimidad y social network de los estudiosos Gross y Acquisti revelaron que es alto el riesgo potencial para que a partir de los datos incluidos en los perfiles, delincuentes cibernéticos puedan reconstruir números de seguridad social. Y es que en no pocas ocasiones se da un descuido propiciado, en parte, por la inconsciencia acerca de la naturaleza pública que supone Internet.

Las aplicaciones de las redes sociales logran que las personas hagan crónicas detalladas de sus experiencias de vida. En cierta forma, se trata de una renuncia a la privacidad puesta en manos de empresas con fines lucrativos cuyas ganancias dependen, en cierta forma, de la confianza de los usuarios que ponen en sus manos la “parte” de vida que “cargan” en la voluntariamente en la red social. Nunca antes tantas personas habían puesto al alcance de cualquiera tal cantidad de datos de tipo personal. No huelga recordar que “No hay que dejarse engañar por quienes –tanto en el tema de la “amistad” como en el de la privacidad, ndr– tan sólo van en busca de consumidores en un mercado de posibilidades indiferenciadas, donde la elección misma se presenta como el bien, la novedad se confunde con la belleza y la experiencia subjetiva suplanta a la verdad.

Todo lo anterior plantea más interrogantes éticos y es motivo de una alerta mayor si consideramos que al menos una cuarta parte de los usuarios de redes sociales son menores de edad.

La publicidad en las pantallas de nuestros monitores nos recuerda que las redes sociales no son grupos filantrópicos sino empresas que buscan ganancias económicas. Los dueños de las redes sociales no hacen amigos, sino clientes.

Aquí, como en otros temas relacionados con Internet, se precisa una legislación internacional al respecto de modo que ningún negocio se aproveche de la confianza de las personas, independientemente de quien se trate.

Pero la banalización de las relaciones interpersonales no es el único aspecto. También está el pocas veces valorado factor “uso del tiempo” que, en el mejor de los casos, únicamente llega a repercutir en las calificaciones, en los estudios y en el rendimiento laboral.

Es necesaria una educación para discernir no sólo a quién se admite como amigo, sino en todo aquello que se pone a disposición de los demás en el propio perfil y el tiempo invertido en ello. Una moderna oportunidad no puede convertirse en esclavitud. Y es que una red social reclama una alta atención del usuario: “Cualquier mensaje, foto o video que introduce alguno de los amigos presentes en la red supone una llamada que con frecuencia es atendida con un intercambio de mensajes, de fotos o de videos. Cargar fotos y videos ya supone un cierto tiempo… y el reloj corre.

Como parte del factor “educación”, es penoso encontrarse con un manejo realmente pobre del lenguaje que, de alguna forma, es reflejo de la pereza mental que estos medios pueden propiciar por la rapidez e inmediatez que implican. Por otra parte, entrar a navegar sin rumbo puede llevar a más de un triste naufragio.

A través de las redes sociales, por su misma dinámica relacional entre personas, es posible compartir contenidos muchas veces al margen de quienes los producen o distribuyen legalmente.

Al considerar lo anterior, percibimos dos cosas:
  1. Por una parte tenemos lo que podríamos llamar “derechos de autor” sobre los contenidos que el mismo usuario produce (sus fotos, videos, textos, etc.) y, por otra,
  2. Aquellos contenidos ajenos que muchas veces el mismo usuario hace circular o recibe.

Está claro que se puede disponer de aquello que se produce, mientras no atenta contra nadie más y sea bueno, pero no se puede disponer sin más de lo ajeno. El hecho de que de facto se dé un masivo robo de propiedad intelectual (pensemos en la música o videos que se distribuyen o comparten), una democratización del delito, no es sinónimo de que no deba ser penado y mucho menos que esté bien. “La conducta delictiva en el otros contextos es también conducta delictiva en el ciberespacio.

Al reflejar la identidad queda latente la posibilidad de crearse una representación artificial de uno mismo, de modo que se pueda parecer más “atractivo” para todos aquellos que están a la caza de “amigos” con especiales dotes físicas. Un perfil también puede ser ocasión para el narcisismo, el exhibicionismo y la superficialidad pues, para muchos, el deseo de aparecer como una persona socialmente atrayente, teniendo muchos “amigos” en las redes sociales, no deja de ser sintomático. Tampoco es extraño encontrarse con fotos retocadas que mejoran ad extra la articulación de la identidad del usuario.

En todo caso, permanece abierta la tentación de hacer de una social network una ocasión para la construcción de un mundo paralelo que, además de alienar, podría hundir en la cohibición y en el aislamiento cada vez más radical de interacción social real a temperamentos débiles o más bien pobres en recursos para convivir y sociabilizar.



external image gran_adiccion-internet2.jpg


external image 48_up.png






Influencia de las redes sociales en niños y adolescentes


El fenómeno de las redes sociales tantas veces expuesto desde distintos ángulos en este blog, alcanza un nuevo prisma cuando se trata de medir el grado de asimilación que produce en la población infantil y juvenil. Si usted interactúa en una red social, llámese como se llame (facebook, hi5, Sonico, MySpace??, Metroflog, Taringa, Tuenti, etc.), pregúntese qué grado ocupa dentro de su vida cotidiana el echarle un vistazo o francamente pasarse un muy buen tiempo disfrutando de su perfil o el de los demás.

¿Dónde están los niños que jugaban a correr por todo el parque, montaban bicicleta o jugaban fútbol y llegaban a la casa bañados en sudor, con las mejillas rosadas, pidiendo a su mamá una buena cantidad de jugo o agua helada? Muchos de ellos se despiertan, a veces desayunan y prenden el computador con tres herramientas siempre indispensables: MSN, Twitter y Facebook.

Los niños de hoy son los niños que nacieron en el auge de las nuevas tecnologías, donde el mundo se mueve cada vez a mayor velocidad gracias al intercambio inmediato de información a través de Internet.




external image 48_up.png







El interés de los niños por las redes sociales


Como primera medida, los niños se pueden sentir curiosos por saber cómo funciona ese mundo virtual porque escuchan constantemente los comentarios que hacen sus mismos padres, hermanos mayores y noticias que alcanzan a oír desde lejos, donde se dice que todo lo que pasa hoy se mueve o se da a través de Facebook, por ejemplo. Invitaciones a fiestas, marchas de protesta y reencuentros familiares se realizan hoy más por este medio.

Por otro lado, este tipo de herramientas ya mencionadas crean en sus portales aplicaciones que atraen el interés de los niños: juegos, regalos virtuales, opción de publicar y comentar fotos de otras personas; todo esto produce en los menores una fascinación que se incrementa con el tiempo al conocer, por este mismo medio, más y más amigos. Y finalmente, otra razón por la cual los niños se interesan cada día más en las redes sociales es que existe entre ellos una cierta competencia por tener la mayor cantidad de amigos, demostrar mayor interacción con las herramientas y pertenecer al mayor número de grupos donde se muestra el gusto o fanatismo por artistas musicales, programas de televisión o estilos de vida.

Es imposible negar el auge de la tecnología y el incremento de personas que se adhieren minuto a minuto a las redes sociales y tampoco se puede desconocer que las mismas tienen sus valores positivos, y que son:

Pueden ser un excelente medio para consultar tareas, realizar investigaciones, pedir asesorías sobre algún tema en especial que necesiten aclarar.

En muchos casos ayudan a mantener un contacto permanente con el círculo íntimo (familiares y amigos más cercanos), sobre todo si se encuentran lejos.

El aumento de hogares que se conectan a Internet está siendo espectacular y el número de adultos y de niños que acceden a sus contenidos desde sus propias casas cada vez mayor. En España, siete de cada diez niños en edades comprendidas entre los diez y los catorce años utilizan habitualmente Internet, según un estudio realizado por N-Economía. Y lo hacen, generalmente, desde sus habitaciones. Mucho antes de haberse producido el boom actual de incorporación masiva a las redes sociales, la Academia Norteamericana de pediatría prevenía a los padres sobre los peligros del uso en solitario de los medios audiovisuales. Desaconsejaba la instalación de televisores y ordenadores en las habitaciones de los niños y recomendaba situar el ordenador en una zona común de la casa para que se puedan supervisar los contenidos.

No se trata de recurrir a una sobreprotección enfermiza que obstaculice el acceso a las tecnologías. Se trata de mantener una actitud que facilite a los menores el manejo saludable y seguro de la red. Advirtiendo de los peligros, imponiendo límites de uso, evitando racanear el tiempo que reclama su familia para perderse en viajes virtuales que no llevan a ningún sitio y dejan huérfanos a los más necesitados de presencias que nada, ni nadie puede reemplazar.




external image 48_up.png







Seguridad para menores en redes sociales


La Comisión Europea, realizo un estudio a las catorces redes sociales más populares en internet; sobre el ámbito de seguridad que les brinda a los menores de edad, factor esencial, ya que en estos sitios se maneja mucha información personal y la misma es manipulada por diversas personas dándole el manejo de su interés y estos menores no cuentan con el dominio o precaución necesaria, proporcionando información para muchos delitos contra ellos.

Se cree que se había establecido un acuerdo entre empresas de seguridad conjuntamente con desarrolladores de las plataformas de redes sociales, en basar su aplicación en configuraciones predeterminadas que ayudase a brindar una mayor seguridad a sus usuarios menores.

Sin embargo, el estudio realizado por la Comisión Europea, resulto que solo dos grupos de redes sociales Bebo y MySpace? de las catorces estudiadas más populares brindan mayor seguridad a los datos de sus usuarios y por lo tanto dan mayor precaución a los menores de edad.


Decálogo para combatir el grooming y el acoso sexual de menores
El acoso sexual de menores en la Red no es algo frecuente. Sin em bargo, es perfectamente factible y las consecuencias pueden ser devastadoras. Una vez iniciado el daño es irreparable. Por fortuna, es sencillo de evitar e incluso de contener en los primeros momentos.

Condición necesaria para el acecho sexual en la Red


external image grooming.png



Todo caso de acecho sexual se hace posible porque el acosador dispone de un elemento de fuerza sobre la víctima que pone a ésta en el compromiso de atender las demandas del depredador. Este elemento puede ser de muy diversa naturaleza, si bien el más común es la posesión de alguna imagen íntima que el chantajista amenaza con hacer pública en caso de que no sean satisfechas sus peticiones de índole sexual. Estas solicitudes suelen consistir en el envío de imágenes eróticas por la webcam pero, si hay proximidad, puede llegar a solicitarse un encuentro personal con el grave riesgo que ello implica. En ocasiones, este elemento de fuerza no existe y es la pericia del acosador la que lo crea de manera ficticia y hace creer a su víctima en su existencia. Tanto adolescentes como personas adultas pueden ser víctimas de este tipo de chantaje, sin embargo existe mayor vulnerabilidad en los menores que se ven incapaces de gestionar esta complicada situación, lo que les sitúa a merced del acosador.

Conceptos: acoso sexual de menores online e Internet Grooming

El grooming es una forma en que se manifiesta el acoso sexual en la Red hacia los menores, pero no la única. Se puede hablar de grooming cuando se produce un acecho sexual donde previamente ha habido una estrategia de acercamiento, de engatusamiento, con el fin de ganarse la confianza del menor por parte del depredador sexual para así obtener ese elemento de fuerza con el que iniciar el chantaje. Sin embargo, en muchos casos el acecho sexual no se produce de esta manera, no hay una fase previa. Ocurre, por ejemplo, cuando el depredador accede a informaciones o imágenes de su víctima usando la fuerza (robo de contraseñas, por ejemplo) o valiéndose de terceras personas o medios alternativos. Aunque en este caso el enjuiciamiento no sería el mismo por la diferente naturaleza de las acciones previas, a efectos de la víctima nos sitúa prácticamente en el mismo lugar.

Hay que destacar el papel que tiene la webcam tanto para la obtención del elemento de fuerza como para la realización de concesiones al depredador por lo que debe ser considerada un componente crítico en estos casos y, por lo tanto, una condición necesaria.

Tres fases y diez claves para luchar contra el acoso sexual en la Red

Prevención: evitar la obtención del elemento de fuerza por parte del depredador.

Si se evita que el depredador obtenga el elemento de fuerza con el que iniciar el chantaje, el acoso es inviable. Para ello es recomendable:

  1. No proporcionar imágenes o informaciones comprometedoras (elemento de fuerza) a nadie ni situar las mismas accesibles a terceros. Se ha de pensar que algo sin importancia en un determinado ámbito o momento puede cobrarla en otro contexto.
  2. Evitar el robo de ese elemento de fuerza para lo cual se debe preservar la seguridad del equipo informático y la confidencialidad de las contraseñas.
  3. Mantener una actitud proactiva respecto a la privacidad lo que implica prestar atención permanente a este aspecto y, en especial, al manejo que las demás personas hacen de las imágenes e informaciones propias.

Afrontamiento: tomar conciencia de la realidad y magnitud de la situación.

Cuando se comienzan a recibir amenazas e intimidaciones es importante:

4. No ceder al chantaje en ningún caso puesto que ello supone aumentar la posición de fuerza del chantajista dotándole de un mayor número de elementos como pueden ser nuevas imágenes o vídeos eróticos o pornográficos.

5. Pedir ayuda. Se trata de una situación nueva y delicada que conlleva gran estrés emocional. Contar con el apoyo de una persona adulta de confianza es fundamental. Aportará serenidad y una perspectiva distinta.

6. Evaluar la certeza de la posesión por parte del depredador de los elementos con los que se formula la amenaza y las posibilidades reales de que ésta se lleve a término así como las consecuencias para las partes. Mantener la cabeza fría es tan difícil como importante.

7. Limitar la capacidad de acción del acosador. Puede que haya conseguido acceso al equipo o posea las claves personales. En previsión de ello:


a. Realizar una revisión total para evitar el malware del equipo y cambiar luego las claves de acceso.

b. Revisar y reducir las listas de contactos así como la configuración de las opciones de privacidad de las redes sociales.

c. En ocasiones, puede ser acertado cambiar de perfil o incluso de ámbito de relación en la Red (bien sea una red social, un juego online multijugador...).

Intervención

Las situaciones de acecho sexual rara vez terminan por sí mismas, siendo habitual la reincidencia en el acoso incluso en momentos muy distantes en el tiempo. Es preciso no bajar la guardia y llegar hasta el final para lo cual es conveniente:

8. Analizar en qué ilegalidades ha incurrido el acosador y cuáles pueden ser probadas. Puede ser inviable probar que el depredador dispone de ciertas imágenes o informaciones o que las ha hecho públicas. También puede ocurrir que no se pueda demostrar que esas imágenes fueron obtenidas por la fuerza o mediante engaño o incluso que se han recibido amenazas. Por todo ello conviene saber en qué ilícitos ha incurrido o incurre el depredador porque ello habilita la vía legal.

9. Buscar y recopilar las pruebas de la actividad delictiva: capturas de pantalla, conversaciones, mensajes... todo aquello que pueda demostrar las acciones del depredador o dar pistas sobre su paradero o modo de actuar será de gran utilidad tanto a efectos de investigación como probatorios. Se debe tener presente no vulnerar la Ley en este recorrido.

10. Formular una denuncia. Con un adecuado análisis de la situación y elementos de prueba que ayuden a la investigación el hecho ha de ser puesto en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con independencia de que el acecho hubiera o no remitido.

Cada caso es diferente y la manera de abordarlo también. En determinadas circunstancias, incluso puede ser recomendable seguir la corriente del acosador para tratar de identificarle. En otras, la denuncia inmediata a la policía es la opción más razonable. No obstante, las anteriores son orientaciones que pueden funcionar bien en la mayoría de los casos y mientras la policía ofrece su asistencia.

Video:




external image 48_up.png








Estadísticas


Si Verificamos el ránking de Alexa, entre los diez sitios más visitados en el mundo, por su rango en tráfico, cinco de estos puestos son ocupados por redes sociales: Facebook (2), Youtube (3), Blogger (5), Twitter (9) y QQ.com (10).

Según un Informe que ha sido realizado por la empresa marketing interactivo AIS Media, El 27% de los norteamericanos se conectaba a Facebook desde el baño.

Según un estudio publicado por la revista especializada CyberPsychology and Behaviour Journal, Facebook ha provocado 28 millones de ruptura sentimentales.

Según una encuesta hecha por Yahoo!:

El 15% de los españoles consulta las redes sociales desde el baño.

El 8% de los usuarios ha recibido una proposición de matrimonio.

El 4% de los usuarios ha roto con su pareja.

El 38% admite que se ha enfadado con algún amigo o pariente cercano por haber difundido en una red social información personal suya que él no quería que se supiese.

El 36% Revisa las redes sociales desde la cama.

El 5% consulta las redes sociales durante una cita.

Según ergo sum empresa de marketing, cerca del 70% de los usuarios activos de internet, se han unido a una Red Social.

external image 48_up.png





Fuentes



http://www.maestrosdelweb.com/editorial/redessociales/

http://www.editum.org/Que-Son-Las-Redes-Sociales-En-Internet-p-316.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Red_social

http://akimianuncio.es/monograficos-internet/los-tipos-de-redes-sociales-en-internet-monograficos-33.0.html

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=16428

http://www.tendencias21.net/Las-comunidades-virtuales-moviles-triplicaran-el-numero-de-sus-usuarios-en-2011_a1319.html

http://www.cibersur.com/portada/008509/preocupacion/escasa/proteccion/ofrecen/redes/sociales/menores


external image 48_up.png